Negros

“En 1922 el estado de Alabama detuvo a un ciudadano negro por querer casarse con una mujer italiana. La ley está clara: quedan prohibidas todas las uniones entre razas distintas. Así que se va al proceso, y finalmente la pareja logró casarse. ¿Saben el porqué? bueno, el juez declaró que no había prueba alguna para afirmar en absoluto que la raza italiana tuviese sangre blanca.”

(Oído en los podcasts de Café del sur)