El “Top five” de los lamentos de los moribundos

Encuentro en Disinformation una nota que levantan de The Guardian acerca de las principales cosas que lamentamos los humanos a la hora de enfrentarnos a nuestra última hora. El ranking se hizo en base a un trabajo de Bronnie Ware, una enfermera australiana que trabajó varios años asistiendo a pacientes en las últimas 12 semanas de sus vidas.

Ware habla de la claridad de la visión espectacular que la gente obtiene al final de sus vidas, y cómo podemos aprender de su sabiduría. “Cuando se les preguntó sobre si se arrepentían de algo, o hubieran hecho alguna cosa de manera diferente”, dijo, “temas comunes surgieron una y otra vez”.

He aquí entonces, los 5 principales lamentos de los moribundos:

1. Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, y no a lo que los demás esperaban de mí vida.

2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro.

3. Ojalá hubiera tenido el coraje de expresar mis sentimientos.

4. Me gustaría haber estado más en contacto con mis amigos.

5. Me hubiera gustado permitirme ser más feliz.

Y siguiendo con el tabú de la muerte, acabo de leer – ¿sincronicidad? – en Mierda Paradojika esta cita, que levantan – también – de The Guardian:

Actualmente, si nos preguntan como querríamos morir, generalmente decimos que nos gustaría que fuese algo rápido, sin dolor y preferiblemente mientras dormimos. En otras palabras, no queremos que la muerte se vuelva algo a experimentar en nuestra vida. Esto habría tenido muy poco sentido para las generaciones anteriores. Durante siglos, una de las cosas más temidas fue el “morir sin haberse preparado”. La muerte es una oportunidad de poner las cosas en su sitio, de decir las cosas que no habían sido dichas: “perdón”, “estaba equivocado”, “siempre te he querido”. Solíamos morir rodeados de nuestro clan familiar. Ahora morimos rodeados de tecnología, con la creencia en la ciencia médica a menudo reemplazando el tradicional rompecabezas de la existencia humana.

Vía: Disinformation | The Guardian

One thought on “El “Top five” de los lamentos de los moribundos”

Comments are closed.