Ingeniería Social

A fines de mayo del 2004, en la Boda Real (Felipe y Leticia) donde se procedió a un operativo de Seguridad que costó entre seis y ocho millones de euros, incluía veinte mil agentes, doscientos francotiradores, sellado de alcantarillas, corte de todo el centro de la ciudad durante dos días (calles, metro, autobuses), vigilancia casa-por-casa de todo el recorrido durante meses, cierre del espacio aéreo sobre Madrid, dos aviones cazas F-18 volando durante la boda y otros dos aviones AWACS prestados por la OTAN; El famoso coronel ya retirado Amadeo Martínez Inglés logro infiltrarse en la Catedral en plena Boda con un arma en la cintura y su traje de militar burlando seis controles de seguridad con sólo saludar amablemente a los oficiales y sin poseer ninguna credencial o invitación para ello (…) sólo le tomo ocho minutos atravesar seis controles de seguridad a lo largo del recorrido.

VIA

Sucedió en Quilmes

El domingo 11 de enero, un amigo muy cercano a mi – al que llamaré Abelardo – se encontraba descargado algunas cosas del baúl de su coche, en la puerta de su casa, cuando fue víctima de un intento de robo por una pareja. Encañonándolo con un revólver de poco calibre, el varón lo instó a que le entregara las llaves de su coche. La reación de Abelardo – que es una persona de gran tamaño, buen estado físico y muy temperamental, y que en ese preciso instante se encontraba bajando una pala ancha del baúl – fue defenderse con la misma de la agresión. El ladrón emprendió la fuga, disparando una bala que por suerte no dio en el blanco, perseguido por Abelardo con su pala, pese a lo cual logró escapar. Lo que sigue, es la denuncia policial, tal como la interpretó el agente de la comisaría local encargado de tomarla. ¡Todo un ejemplo de lenguaje policíaco!

denuncia
(Click para ver ampliada)

Entendiendo a la Argentina (I)

La doctora Liliana Vitar me contó una anécdota que pinta cómo el morir forma parte del vivir de determinadas clases sociales acostumbradas a la represión . En 1989 se le preguntó al padre de un desaparecido porqué había votado a Bussi. El hombre contestó: “Porque tenía diez hijos, y solamente me han llevado a uno”.

El Sheriff – Vida y hobra del Malevo Ferreyra, de Sibila Camps. Vía.

Un mundo raro, raro…

Cárcel para ocho jóvenes israelíes neonazis en Israel
Los jóvenes tenían previsto celebrar el cumpleaños de Hitler en el Museo del Holocausto

Ocho jóvenes judíos israelíes han sido condenados este domingo a entre uno y siete años de prisión por pertenencia a una banda neonazi. Los integrantes de este grupo, que se autodenomina Patrulla 36, están acusados de atacar brutalmente a drogadictos, homosexuales, inmigrantes y a judíos religiosos tocados con la tradicional kipá.

Los jóvenes, con edades comprendidas entre 16 y 21 años y procedentes en su mayoría de países de la antigua Unión Soviética, han sido declarados culpables por el Tribunal del Distrito de Tel Aviv por agresión, conspiración para cometer asesinato e incitación al racismo. La noticia de la existencia de grupos neonazis en Israel, un estado fundado tras el Holocausto nazi en el que murieron millones de judíos, ha provocado una ola de rechazo.

El acta de acusación indica que los ocho adolescentes tenían previsto celebrar una ceremonia en el Museo del Holocausto (Yad Vashem) para celebrar el cumpleaños de Adolf Hitler y “jurarle fidelidad y prometer preservar la raza blanca hasta su última gota de sangre”.

El que estos neonazis “sean judíos que han emigrado a Israel y han elegido adoptar teorías racistas es muy grave”, reza el vereticto emitido por el juez Tsvi Gurinkel, y añade que “no es posible para esta Corte ser indulgente, a pesar de las circunstancias y de la juventud de los acusados”

Los ocho jóvenes vivían en Petah Tikva, cerca de Tel Aviv, donde la banda realizaba vídeos de los ataques perpetrados, en los que se observa que todos ellos vestían indumentaria típica de los cabezas rapadas neonazis mientras atacaban a sus víctimas. Durante las investigaciones policiales los agentes hallaron en las viviendas de los ocho uniformes, retratos de Adolf Hitler, armas de fuego y explosivos, informa la cadena británica BBC en su página web.

Otra paradoja más de la lista de contradicciones creadas por este suceso, cuyos protagonistas fueron detenidos en 2007 aunque hasta este domingo no se ha producido la condena, es que de que uno de los condenados es nieto de un superviviente del Holocausto nazi. Además, todos los detenidos migraron a Israel gracias a la Ley de Rotorno, que permite la nacionalización a todo aquel con al menos un abuelo judío.

Fuente: El País

Todo un palo

Estoy convencido de que una de las lecciones más extremadamente dolorosas de nuestro tiempo será que lo virtual no es un sustituto adecuado de lo real.

James Howard, visto en Microsiervos

A mi no me parece que esta sea una de las lecciones más dolorosas de nuestro tiempo, sobre todo en un mundo donde la mayoría de los humanos no tienen conexión a internet. Se me ocurren obviamente otras cosas antes: hambre, guerra, enfermedades… pero que muchos, dentro de unos años, se darán un buen palo al descubrir que se pasaron una buena parte de su vida delante de una pantallita, seguro. Y vale por lo que me toca…

La Mala Zorra

Dativo Donate - La Mala Zorra Hace un tiempo me escribió Dativo Donate, escritor él; en el mensaje me agradecía por la publicación del Diccionario Náutico, que según decía, le sirvió para escribir su última novela, La Mala Zorra. También me pedía una dirección postal para enviarme un ejemplar de la novela, en agradecimiento por el trabajo de crear y mantener el diccionario. Dativo: cualquier trabajo que me haya causado o me cause el diccionario, queda mil veces compensado con gestos como éste. Leí la novela, que me gustó mucho, y recomiendo a cualquiera que disfrute de las novelas históricas y de aventuras. Está muy bien ambientada, en aquella época tan interesante donde la pólvora apenas había llegado y las velas no se habían desarrollado tanto como para que los barcos prescindieran de los remos; con personajes muy bien definidos y creíbles; y lo único que le reprocho, es no saber cual habrá sido la suerte posterior del Capitán Galcerán de Cos, su mujer y su hijo; y también me he quedado preguntándome, ¿cual habrá sido el motivo de la melancolía del caballero de Rohan? Espero que algún día esto pueda responderse en una segunda parte, que ojalá pudieras escribir. Y siento una gran satisfacción de haber tenido algo que ver, aunque pequeño, en una novela que disfruté tanto y leí de un tirón.
Me ha gustado mucho la dedicatoria que Dativo me puso en la novela: Gracias por compartir el botín. Desde mi humilde rincón le deseo todo el éxito que se merece.

Comete un chocolate

Gran parte del cacao que llega a Europa procede de Costa de Marfil. Allí, según señala el profesor de sociología británico Kevin Bales, la mayoría de los dueños de las plantaciones utilizan mano de obra esclava. La lógica que se emplea es la de un simple cálculo de coste-beneficio (…) Una vez que la materia prima humana se gasta, simplemente se tira y se reemplaza por una nueva. En costa de Marfil, un niño de ocho años cuesta menos de 30 euros y, por lo general, basta un par de años para que quede destruído.

de El libro negro de las marcas, de K. Werner y H. Weiss

Caos

Miro el mundo y veo caos. Y esa es la fórmula para ser un marginal. No quieres serlo, quieres integrarte pero tienes que cargar con las debilidades humanas: necesitas compañía, comida y bebida; un buen lugar para dormir; quieres ser comprendido aunque hagas algo difícil; quieres que aprecien tu trabajo; quieres ser amado. Tenemos que cargar con esto. Pero lo que hacemos provoca miedo a determinadas personas. Desafía su visión del mundo. La mayoría piensa que el mundo es un lugar ordenado y les encanta que sea así. El marginal lo mira y dice: ” esto es un caos, no tiene sentido”, y entonces intenta decir la verdad. Tiene que decirlo por un sentimiento de responsabilidad interior.

John Zorn

La lengua y los mediocres

(Perdonen el rollazo, pero este señor explica de manera muy clara algo con lo que me encuentro enteramente de acuerdo)

por F. DE CARRERAS, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB. Fuente: La Vanguardia

lenguaComo suelo dar mis clases en catalán, lamentablemente no tengo alumnos de Erasmus, ese programa para estudiantes extranjeros que facilita el intercambio entre estudiantes de la UE. Sin embargo, en cierta ocasión, al finalizar la primera clase del curso vinieron a verme un grupo de estudiantes europeos. Me dijeron que la facultad les había asegurado que yo daba la clase en castellano y por ello se habían apuntado a mi grupo. Efectivamente, la profesora encargada de informarles cometió un error. Yo arreglé las cosas diciéndoles lo que me pareció más natural y sensato: “No se preocupen, a partir de ahora utilizaré el castellano, lo importante es comunicarse bien, no el instrumento que se usa para comunicarse”.

Al cabo de unos días, hablando con estudiantes holandeses y suecos les pregunté ingenuamente por algo que me suscitaba curiosidad: “¿Los alumnos Erasmus que van a sus países conocen el holandés y el sueco como para entender a los profesores en clase?”. Sonriendo, me respondieron que obviamente no, casi ningún erasmus tenía idea del holandés o sueco, pero más de la mitad de las clases se impartían en inglés dado que los profesores procedían de países muy diversos y el inglés se había convertido en la lengua vehicular común. Me sentí bastante ridículo y provinciano al escuchar esta respuesta. Debía dar por supuesto que las autoridades universitarias de estos países eran personas cultas e inteligentes, preocupadas por el conocimiento y no por el vehículo en el que se trasmite, interesadas en atraerse a los mejores profesores, aunque hubiera que ir a buscarlos más allá de las estrechas fronteras de sus países.

Pues bien, en Catalunya estamos en las antípodas de esta posición, nuestras autoridades políticas y universitarias tienen todavía la mentalidad de otros tiempos. Como ha informado este periódico, las universidades catalanas aprobaron en el seno del Consell Interuniversitari de Catalunya, la propuesta del Govern de la Generalitat según la cual a todos los nuevos profesores, o a los antiguos que pretendan ascender en su carrera académica, deberá exigírseles el nivel C de catalán. De este acuerdo se ha desmarcado mi universidad, la Autònoma: ¡felicidades, rector y equipo de gobierno!

Recordemos que el nivel C de catalán implica un conocimiento perfecto de la lengua, de su ortografía y sintaxis. Tras él, solo queda el nivel D, que muy pocos poseen, exigible tan sólo a especialistas para que realicen funciones lingüísticas muy específicas, trabajos de traducción o corrección gramatical. ¿Tienen tanto atractivo nuestras universidades como para que profesores del resto de España o de países extranjeros hagan el esfuerzo de obtener el nivel C? Evidentemente, esto disuadirá a muchos universitarios de venir a Catalunya. Ya sucede ahora, desde hace años, y no sólo en la universidad, sino también en otras profesiones: médicos, notarios, jueces, fiscales, altos ejecutivos. Nunca en Catalunya había habido carencias en estas profesiones, por el contrario las plazas estaban siempre muy buscadas. Sólo ahora, las fronteras lingüísticas nos aíslan y empobrecen.

Pero cuidado: la culpa no es del catalán, la culpa es de la política lingüística, de los excesos que el fanatismo comete en nombre del catalán.

La sociedad catalana, en su inmensa mayoría, es bilingüe y tolerante. Asimismo, excepto algún intransigente, los que aquí se desplazan para vivir y trabajar se esfuerzan en comprender – hablarlo, a cierta edad, ya es otra cosa- rápidamente el catalán, sobre todo si son personas con una mínima base cultural. En definitiva, en la sociedad no hay problemas. El problema está en una política lingüística mal enfocada y, como es el caso de la universidad, en ciertos intereses inconfesables. Lo ha dicho con exactitud el profesor Joaquim Molins, en referencia al caso que nos ocupa: “Lo que quiere la gente mediocre de las universidades catalanas es restringir la competencia. Poner tantos obstáculos como sea posible para evitar que gente del resto de España o extranjeros les quiten sus plazas. Esto es lo que subyace en esta decisión. Y si hay un lugar donde la movilidad es fundamental es en la universidad”.

El catalán, como dijo hace años un poeta conservador, es un vaso de agua clara, es decir, debe mantenerse vivo, con las ayudas e incentivos necesarios, pero con naturalidad, coexistiendo en paz con el castellano, como siempre había sido en Catalunya. La lengua debe ser un elemento de comunicación, no un elemento de identidad excluyente que nos enfrente unos a otros. El filósofo Fernando Savater ha encabezado un manifiesto – al que en pocas horas nos hemos adherido más de 40.000 ciudadanos- lleno de sentido común, espíritu de tolerancia y sensatez. Mientras, la Generalitat hace cosas insensatas: se pelea con Madrid por una miserable tercera hora de castellano a la semana en las escuelas, exige el nivel C a los profesores de universidad y, ya en el colmo del surrealismo, no renueva la licencia a una radio cultural extremeña ¡por no emitir emisiones en catalán!

La Catalunya tolerante y cívica debe reaccionar, en lugar de callarse, mientras los fanáticos y los mediocres nos van hundiendo en una visible decadencia.