Muertes tontas V: cuestión de fe

20060901182316-skull.jpg

“MILAGRO HUNDIDO

Un sacerdote murió después de intentar demostrar como Jesús caminó sobre el agua.
El sacerdote evangelista Franck Kabele, de 35 años, dijo a su congregación que el repetiría el milagro bíblico.
Pero se ahogó después de caminar hacia dentro dle mar desde la playa en Libreville, la capital de Gabón, en el oeste de África.
Un testigo dijo: “Él dijo a los feligreses que tuvo una revelación que, si tenía la suficiente fe, podría caminar sobre las aguas como Jesús.
“Convocó a su congregación en la playa diciendo que caminaría a través del estuario de Komo, que requiere 20 minutos para cruzarlo en bote.
El caminó dentro del agua, que rápidamente cubrió su cabeza y nunca volvió.”

Fuente: The Daily Record

Muertes tontas IV: Si te hicieron un embrujo, andá del manosanta

Amigos, quisiera cambiar de tema, pero sigue la avalancha de muertes ridículas. Y si no, miren la siguiente noticia, de un tipo muerto en Perú al beber una poción que le hizo un chamán contra un supuesto maleficio: (probablemente, el maleficio era demasiado poderoso)

Perú pide no ingerir brebajes de ’brujos’ tras muerte de hombre

Martes 15 de Agosto, 2006 7:07 GMT168

LIMA (Reuters) – El gobierno pidió el martes a los peruanos no ingerir brebajes de chamanes o brujos elaborados con hierbas y plantas alucinógenas, luego de la muerte de un hombre que bebió una pócima en busca de una curación milagrosa.

La preparación de estos brebajes es parte de la cultura y medicina tradicional de este país. Muchos peruanos incluso acuden a estos “curanderos” para mejorar su suerte o atraer al amor perdido.

“Los mencionados brebajes pueden ocasionar efectos fatales para la salud de las personas que los ingieren: intoxicaciones agudas y el desarrollo de enfermedades a largo plazo,” dijo un comunicado del Ministerio de Salud.

La prensa peruana informó el martes que varios miembros de una misma familia bebieron en la madrugada del lunes una pócima preparada por un brujo que fue contratado por ellos, para que los librara de un supuesto maleficio. Uno de ellos, un empresario limeño, murió envenenado horas después.

El Ministerio de Salud confirmó la muerte por envenenamiento.

“Los referidos compuestos, elaborados supuestamente para mejorar la buena suerte o atraer el amor, se contaminan durante su elaboración debido a la mala manipulación y además pueden ser mortales por su dosificación,” dijo el ministerio en su comunicado.

El gobierno agregó que los chamanes peruanos forman parte de la medicina tradicional, principalmente de la costa norte de Perú, y que utilizan hierbas alucinógenas como el sampedro o el floripondio, pero aclaró que estas plantas no debe ser administradas a los pacientes.

Fuente: Reuters

Muertes tontas III: un macho de verdad

20060818105616-chainsaw.jpg

Estimados amigos, les dejo otro perla, un derroche de valor etílico que mereció el Premio Darwin de 1996:

Un campesino polaco, Krystof Azninski, podría clasificarse como el hombre más “macho”de Europa al decapitarse él solo. Azninski, de 30 años, había estado bebiendo con amigos cuando alguien sugirió que se desnudaran y jugaran algunos “juegos de hombres”. Comenzaron por golpearse uno a otro en la cabeza con carámbanos*, pero luego un hombre cogió una sierra mecánica y se cortó la punta del pie. No queriendo quedarse atrás, Azninski tomó la sierra y gritó”¡Miren esto, entonces!” giró la sierra eléctrica hacia su propia cabeza y se la cortó. “Es raro” dijo un compañero “porque cuando era joven, le gustaba ponerse la ropa interior de su hermana. Pero murió como un hombre”.

Agencia Reuters, Londres, 1996

* carámbanos: estalactitas de hielo que se forman en los tejados. (Bueno… yo no lo sabía)

Muertes tontas II: una muerte (norte)americana

20060816083105-skull.jpg

Siguiendo con la reseña de muertes estúpidas, le copio una que recibió el Premio Darwin. Los Premios Darwin son premios que se dan todos los años, póstumamente y de manera simbólica, a aquellos que han muerto de la manera más idiota o grotesca, contribuyendo con su desaparición a mejorar la raza humana. Personalmente, veo cierto tufillo nazi en esto; los organizadores del premio probablemente piensen que ellos no morirán de manera idiota, y yo pienso que le puede pasar a cualquiera, aunque algunos se esmeran especialmente, como el valeroso sargento de la USAF de la siguiente historia, Premio Darwin de 2005:

“La Patrulla de Caminos de Arizona quedó desconcertada cuando encontraron una pila de chatarra incendiada embutida en el costado de un acantilado que se encontraba sobre una carretera en el ápice de una curva. Los trozos de metal dispersos parecían el sitio de un avión estrellado, pero se convertirían en los vaporizados restos de un automóvil. El modelo de vehículo era inindentificable en la escena.

Los muchachos del laboratorio finalmente se figuraron que sucedió, y juntaron las piezas de los eventos que llevaron a este accidente.

Parece que un sargento de la Fuerza Aérea logró de alguna manera apropiarse de una unidad JATO (Jet Assisted Take-Off, unidad de asistencia al despegue). Las unidades JATO son cohetes de combustible sólido usados para dar a los pesados aviones de transporte militares un impulso extra para despegar de pistas de aviación cortas.

El fondo de un lago seco y desértico fue la ubicación elegida para romper el record mundial de velocidad de vehículos terrestres. (…) Unió la unidad JATO a su auto, saltó dentro, aceleró a máxima velocidad y encendió el cohete.

Los hechos, tan bien como pudieron determinarse, fueron los siguientes:

El operador conducía un Chevy Impala modelo 1967. El encendió el JATO aproximadamente a 6,3 kilómetros del sitio del accidente. Esto fue establecido porque en esa ubicación se encontró un prominente porción del asfalto chamuscado y derretido. El vehículo rápidamente alcanzó una velocidad de entre 400 y 480 kilómetros por hora y continuó a esa velocidad, a toda potencia, por unos adicionales 20-25 segundos (…)

El Chevy permaneció dentro de la recta carretera por aproximadamente 4,18 kilómetros (15-20 segundos) antes de que el conductor aplicara los frenos hasta que se fundieran completamente, volatilizando los neumáticos, y dejando densas marcas de caucho en la superficie del camino. Entonces el auto se convirtió en aerotransportado por unos dos kilómetros adicionales, impactando en el acantilado a una altura de unos 38 metros, y dejando un ennegrecido cráter de unos 90 centímetros de profundidad en la roca.

La mayor parte del conductor no fue recuperada; sin embargo, pequeños fragmentos de hueso, dientes y pelo fueron extraídos del cráter, y una uña fue removida de una porción de los restos que se cree que eran parte del volante.

Irónicamente, una calcomanía todavía legible fue encontrada, que decía:
“How do you like my driving? Dial 1-800-EAT-SHIT.” (¿Te gusta como manejo? Llama al 1-800-COME-MIERDA)”

Muertes tontas I

20060814102011-skull.jpg

Muchas muertes son absurdas, pero algunas son mucho más absurdas que otras. Es por eso que he inaugurado esta sección; la idea es la siguiente: amigo, tu también puedes tener una muerte tan pelotuda como ésta.
Para empezar, una que salió publicada en Clarín en mayo, y que no pude olvidar; hoy la busqué y la encontré:

Pedían deseos en una fuente y fueron atropellados

¿Que deseo estarían pidiendo???

Y otra que leí hoy en 0 comments:

Cinco muertos al intentar salvar una paloma

Lo que no me queda claro, leyendo la noticia, es si al menos lograron salvar a la paloma…